sábado, junio 19, 2010

Obsesiones.

Las personas que me conocen saben que tengo tendencia a tomar una cosa y obsesionarme con ella por un periodo indefinido de tiempo. Puede ser cualquier cosa: una serie, un autor, un músico, un genero completo,  un juego, un elemento al azar de la condición humana, CUALQUIER COSA. Durante días, meses o incluso años se vuelven elementos recurrentes en mis conversaciones y dentro de mi vida. Muchas veces se vuelve formas de medir el tiempo en retrospectiva. Por ejemplo, del año 1999 me acuerdo porque existía el Napster, fue cuando empece a oir a Metallica, a Korn, y empece a leer manga. Preguntemente sobre cualquier año y les puedo decir que cosas me obsesionaban en esos tiempos.

Estas obsesiones no siempre se acaban, muchas solo pasan a segundo plano, algunas solo de forma temporal. Suelen ser cíclicas como la música de Apocalyptica que pasa de gustarme UN buen, a ser algo más de la vida diaria (que me sigue gustando) a volverme a gustar UN BUEN de nuevo. Lo que escribe Neil Gaiman es otro ejemplo.

Nunca dejo una cosa para obsesionarme con otra,  de hecho, varias obsesiones son simultaneas. A veces simplemente agoto la obsesión en cuestión: consigo toda la discografía de grupos como Guano Apes y Kidney Thieves, o lo humanamente conseguible.A veces solo es una sensación de saciedad en el caso de algunos temas.

Honestamente siento que este tipo de cosas son determinantes en quien soy.No porque sea exclusivamente la acumulación de estas obsesiones y sin ellas no sea nada. Pero la elección  si refleja mucho de mis intereses y a veces de mis ideas.

A veces no puedo evitar preguntarme si no las uso como sustituto de la vida "interesante" que  no tengo. Aunque por parte no puedo evitar preguntarme si esa última inquietud es algo natural o resultado de una implicita presión social:
La misma que te dice que tienes que ser rico , muy rico, y que tienes que gastar ese dinero .
* O  que tienes que ser guapo, hacerte guapo por otros medios o en su defecto popular. 
* Pero a la vez tienes que ser "tu mismo" pero para ser tu mismo debes usar la ropa de temporada, consumir cierto tipo de productos y hacer ciertas cosas porque si no solo estas "posando".
* O por otra parte tienes que ser "un rebelde". Que no se traga lo que el sistema le dice, pero no tanto porque si no nadie te va querer cerca. Solo lo suficientemente "rebelde" para que todo mundo admire lo "rebelde" que eres.

¿Confuso verdad? Así es como me siento a diario. En medio de un bombardeo  constante de mensajes mixtos que tratan de decirme a si. Y en medio de una duda constante de si realmente estoy usando mi criterio o solo estoy siendo dirigida por alguien más.

La vida supongo, y nada más.

Pd. Que horrible es el sonido del viento soplando a esta altura. No tengo manera de grabarlo, solo puedo decirles que es perturbador.

3 comentarios:

Kaiser dijo...

Resolví el problema vistiéndome, escuchando, leyendo, viendo, pensando y diciendo lo que me da mi gana y mandando a los demás a la goma.

El qué dirán es pésimo consejero. =P

HellSpawn dijo...

De acuerdo con Kaiser.

Nass dijo...

el instinto propio es la onda
Siguelo sin vacilar.. te llevara a lugares insospechados! :D